Dolores Navarro Ocampo tiene un sello que la identifica de pies a cabeza: su melena canosa es el comienzo de su estilo, natural y relajado.

La casa donde vive Dolores Navarro Ocampo podría estar en París, en la Rive Gauche. Allí, en una completa armonía, su personalidad está aliada perfectamente en el entorno que la contiene y la potencia. Su look es el epítome de una vida dedicada a la moda y la decoración, donde todo engama sin esfuerzo. “Soy bastante salvaje, no soy súper producida, soy relajada, natural, sin operaciones”. Y hay que agregar una melena canosa que la embellece aún más.

 

 

El futuro de Dolores Navarro Ocampo estaba signado desde chica. Su madre tenía un placard fabuloso con ropa hecha especialmente en París, también de diseñadores. “Había tapados de piel, vestidos bordados, capas de terciopelo, una cosa más linda que la otra. Yo tenía pasión por probármelas”. Recién casada vivió en Suiza y trabajó en una tienda que vendía vestidos de Yves Saint Laurent, Emanuel Ungaro, Chloé by Karl Lagerfeld, Valentino, Versace y otros diseñadores. “Viajaba a París a ver los desfiles sueltos, no había semanas de moda. Con la dueña de la boutique tratábamos tête-à-tête con los diseñadores. Aprendí mucho”.

De vuelta a Buenos Aires “empecé como asistente de mi prima que era productora de moda en la revista Para ti. Después fui productora, luego jefa de productoras y terminé como editora de moda. Fueron 12 años de una carrera que amé”. Por otro lado la decoración también estuvo presente. “Fue siempre una gran pasión. Mi padre era un artista muy talentoso a quien yo admiré muchísimo. Él decoraba todas nuestras casas, era muy moderno, con una cabeza muy abierta. Decoraba mis propias casas y eran fotografiadas y publicadas en revistas, así empezó una nueva etapa”. Hoy Dolores, a los 64 años, es la editora de Elle Decoración Argentina, y también trabaja como decoradora.

 

¿Quien es Dolores Navarro Ocampo?

Una mujer inquieta, con la cabeza abierta. Siempre me gustó saber, buscar, aprender. También soy bastante corajuda y generosa.

Perteneces a una generación que trabajó sin internet ni redes sociales, ¿cómo te llevas con eso? ¿Afectaron tu trabajo?

Afectaron al mundo al que pertenezco, afectaron muchísimo a las revistas, a la industria de los medios de papel y es algo que lamento muchísimo. No tengo redes sociales ni soy tan tecnológica, salvo lo básico para trabajar o navegar en internet para aprender, conocer o como inspiración.

¿Cuál es tu sello personal?

¿Tendré un sello personal? no sé si lo tengo. Asociado a mi trabajo quizás es ser una gran emprendedora siempre, una luchadora y tener todo el tiempo una mirada positiva.

¿Qué es la moda?

Una forma de comunicar. Cada temporada es una nueva vida a lo que te queres poner, es encontrar algo diferente que puedas adaptar a tu propio estilo, ya sean formas, colores o texturas.

¿Cuál es el estilo de Dolores Navarro Ocampo?

A pesar de haberme dedicado a la moda me considero una anti moda, no sigo la tendencia. Prefiero no tener eso último que todo el mundo quiere tener. También tengo la suerte que me sale fácil y me puedo poner un “trapo” que me gusta y me queda bien.

 

“El tiempo me dio la seguridad de saber como soy y que lo que me ponga me va a quedar bien”

 

 

 

¿Qué es el estilo?

Es algo que desgraciadamente no lo tiene cualquiera. Es parte del adn. Después ese estilo se puede expresar de distintas maneras: como te vestís, comes, vivís, como decoras tu casa o en tu vida en general. El estilo se derrama por todos lados donde vas. Tiene que ver con la educación, con tu vida, lo que traes con vos.

Ritual de belleza.

Voy una vez por mes a la cosmetóloga y uso una crema a la mañana y otra a la noche y c´est fini.

 

“El estilo es algo personal. Tengas más o menos plata, no se logra, viene con uno. En la moda el estilo no se adquiere, uno puede vestirse mejor pero eso no se llama estilo”

 

Próxima compra de moda.

Un par de botas en Mishka que tienen un look cowboy y taco ancho.

¿Dónde fue tu último viaje y qué compraste?

Estuve en Creta y encontré unas sandalias. Y piezas pequeñas como diferentes pareos y pulseras de madera. En Heraclio compré túnicas de seda.

Moda y decoración, ¿encajan?

Muchísimo. Me gusta ver como la moda se mete en la deco tan obviamente, casi siempre van en paralelo. Ahora el dorado está instalado en la decoración y en la moda simultáneamente, hay aparadores dorados que me recuerdan a las polleras plisadas.

 

“Soy cero frívola. Es más, la frivolidad de hoy me parece más aburrida que la de mi época, que era más genuina y honesta”


Dolores Navarro Ocampo decoración lifestyle


Entrevista: Ale Garcia – Fotos: Tom Duppa – Retoque fotográfico: Luis Seraphim

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Últimas notas >>